PLASTI DIP Vs LAMINA DE VINILO

El último grito en el mundo del tuneado es usar bien Plasti Dip o bien vinilarlo el coche como se ha hecho de toda la vida pero veamos los pros y los contras de cada uno de ellos.

El Plasti Dip (vinilo líquido) proviene de Minessota y se empezó a usar en 1972 para los mangos en las fabricas de herramientas más comunes como martillos, destornilladores etc… y no fue popularizado su uso en los vehículos hasta ahora.

Las ventajas que tiene el vinilo líquido es que es muy fácil de aplicar y hay tres formas diferentes de aplicar bien directamente con el propio envase a presión, utilizando un adaptador o si se usan grandes cantidades mediante la aplicación de la habitual máquina de pintura a presión. Además protege de los pequeños roces (se puede parchear) gracias al gran número de capas que podemos poner y de los rayos UV que deterioran la pintura del coche. Es muy barato. Se pueden hacer líneas que, en vinilo normal nos podría salir por un pico con el diseñador gráfico, queramos y como queramos. Por ultimo, es que, a la hora de quitarlo, no deja residuos de pegamento y si quedara, con pasar una balleta de microfibras, es suficiente para quitar los pequeños restos.

Los contras es que si no se hacen las capas adecuadamente, quedaría muy chapucero. Mancha el suelo y las paredes y es por ello por el cual se tiene que poner un plástico protector para que sea mucho más fácil retirarlo que estar con la uña para retirarlo una vez seco. La gama de colores está muy limitada con respecto al vinilo tradicional pero que se puede realizar mezclas para conseguir el color deseado. Si queremos hacer lineas, cortes de color… se tiene que dejar secar al menos 1 semana el vinilo líquido de base para poder a continuación poner la cinta de carrocero y volver a usar el Plasti Dip ya que si no, podemos llevarnos por delante todo el trabajo. Al igual que la pintura, es tóxico y es por ello por el cual se tiene que hacer en lugares ventilados y con mascarilla (Recomendable: Cabina de pintura). No dura mucho tiempo si no se hace un mantenimiento adecuado.

Hablemos ahora de vinilar el coche.

El vinilo tradicional tiene la ventaja de que se puede cubrir una gran superficie de una sola vez y mucho más rapido. Al igual que el vinilo líquido, protege la pintura de los rayos UV pero si damos un roce, este no es reparable, al no tener más capas protectoras podemos dejar “marcas” de roce en la carroceria, tenemos que arrancarlo todo del tirón y empezar de cero en esa zona. Podemos diseñar cualquier diseño que queramos en el ordenador y trasladarlo a un plotter. Dura 5-7 años.

Las desventajas es que su aplicación en mano de obra es muy cara y si le añadimos el diseño, nos puede salir muy caro (500 euros mínimo). Lo puede hacer uno mismo pero es mejor que lo haga un profesional ya que podemos dejar burbujas y arrugas y cargarnos la lamina. Deja residuos de pegamento al retirarlo cuando lo queramos quitarlo y tenemos que usar la bayeta de microfibra con agua caliente para poder retirarlo y echar un buen rato. Hay que tener cuidado con el tipo de vinilo ya que algunos no duran y empiezan a agrietarse. La mejor marca es Oracal por su calidad en cola libre burbuja por su gama de colores y texturas por su elasticidad y reposicionamiento y su apuesta por calidad precio

En ambos casos, a la hora de lavar el coche, no hay ningún tipo de problema de que se vaya a despegar o agrietarse tan facilmente incluso si lo metemos en el autolavado automático. Lo que hay que tener en cuenta es un mantenimiento básico para evitar el deterioro del vinilo y existe una amplia gama de productos de protectores de vinilo que lo dejan como el primer día.

WhatsApp Consúltanos por WhatsApp
Call Now Button